Inicio » Actitud Positiva, Datos y Cifras, Lo más destacado, Portada

México: ¡Un País de Clase Media!

30 May 2011 No Comment

Siempre resulta más complicado realizar una introspección que analizar a otros. También dicen que es más productivo. Así que, cómo saldría una radiografía de México? De acuerdo a Cárdenas, Kharas y Henao de Brookings Institution, México es, y lo será aún más, un país de clase media.

Latinoamérica no lo es; el tamaño promedio de la clase media de la región es de 36% de la población, según datos de 2005. Sin embargo, México junto con otros tres países latinoamericanos tienen ya una gran proporción de clase media, llegando a más de la mitad en 2005. Argentina tiene 52.9%, Costa Rica 51.8% y Uruguay 55.8%, mientras que México en ese año ya alcanzaba 60.1% de la población en clase media.

Ahora, ¿qué se entiende por clase media y por qué es tan relevante?, independientemente de consideraciones de justicia o igualdad. Los autores definen como clase media global aquellos hogares con un ingreso/gasto diario de entre $10 y $100 dólares por persona en términos paridad de poder de compra (PPP). Para comprender más claramente este concepto de clase media; el menor nivel se elige con referencia a la línea de pobreza promedio en Portugal e Italia, que son dos de los países europeos avanzados que presentan la línea de pobreza más baja. El mayor nivel se elije como el doble del ingreso mediano de Luxemburgo, el país avanzado más rico. Definido de esta manera, la clase media global excluye aquellos que son considerados pobres en los países avanzados más pobres y aquellos que son considerados ricos en el país avanzado más rico.

Y como las comparaciones siempre son interesantes, en este caso aún más si vemos las estimaciones. Comparado con Latinoamérica, los países asiáticos se espera que tengan para el 2030 un desempeño menor en términos de tamaño relativo de su clase media. “India tendrá la proporción más pequeña de la clase media global para el 2030, con el 15.8% de su población. Seguido por China con 28.1%, mientras que las estimaciones calculan que la mayor proporción de clase media pertenecerá a México con un rango entre el 79.9% y el 86.5% de su población viviendo con estándares de clase media global.
Esto es el resultado de trabajo arduo. Chile y México son los dos países que han tenido durante las últimas dos décadas la reducción más rápida en la desigualdad en la región.

Las implicaciones de esta radiografía para las decisiones de inversión y políticas públicas son importantes. Una clase media boyante no solo tiene repercusiones económicas en el consumo y el crecimiento. La relevancia de la clase media también proviene de los valores típicamente asociados a este grupo socioeconómico, como son actitudes pro-democracia, emprendedurismo, trabajo duro y un alto énfasis a la educación. De acuerdo al estudio de Brookings, estos valores generalmente se relacionan como determinantes con el proceso de desarrollo.

Adicionalmente, el auge de consumo que es posible observar traerá preguntas sobre si los bienes deberán ser importados o producidos internamente, de forma que la política industrial y el cambio estructural adquieren un papel de mayor importancia hoy. Como individuos, la tendencia más obvia es observar que mientras mayor es el ingreso de una persona, menor proporción de su riqueza está atada a los hogares. De forma que, se liberan mayores recursos para nuevos negocios, inversiones y por lo tanto apertura para nuevas oportunidades.

Este es el México real. Uno de trabajo duro que está dando resultados, y uno de oportunidades para su gente. No es entonces de extrañarse el que sea elegido por extranjeros como el lugar ideal para establecerse o visitar. No sólo es México un lugar de extrema belleza, sino de desarrollo y avanzada que convive con una manera tradicional de vivir en comunidad y de disfrutar su cultura. ¿Estamos listos para vivir a la altura de estas estimaciones? Si no, es tiempo de crear una visión de futuro que tome ventaja del desarrollo que ya está aquí, y del que está por venir.

Deja tu comentario:

Agrega tu comentario o comparte el artículo en tu Web. Suscribete a los comentarios via RSS.

*