Inicio » Datos y Cifras, Lo más destacado, Portada

México: Un Lugar más Seguro para el Empleo

19 August 2010 No Comment

La crisis financiera global del 2008-2009 ha tenido un impacto significativo en todos los países y los niveles de crecimiento económico y empleo, en particular, se han visto afectados de forma significativa.

En el caso de México, dada la estrecha vinculación comercial con los EEUU por el TLCAN, los efectos de la crisis hipotecaria resultaron en un menor nivel de exportaciones y empleo, a nivel nacional. La vinculación comercial de los dos países es tan grande que, la contracción de la economía de los EEUU resultó en que la de México decreciera 6.5 por ciento. Esto ha sido un récord histórico no visto desde 1932, derivado tanto de la contracción de las importaciones, del consumo y el turismo, como de la importante alza en la inflación; la caída del crecimiento en México fue la tercera más alta de un número comparativo de 180 países.

Sin embargo, cuando observamos las cifras de empleo, vemos que, por sorprendente que parezca, en México ha tenido un comportamiento bastante razonable. En 2009, el empleo en México se comportó significativamente mejor que en la mayoría de los países de la OCDE. El desempleo en 2009 observado por la economía mexicana fue de 5.5 por ciento, mientras que el promedio de la OCDE fue de  8.3 por ciento. Sólo cinco países (Holanda, Corea, Suiza, Austria y Japón) tuvieron niveles de desempleo más bajos que México, lo que pone a México en el lugar seis de la OCDE, que cuenta con 30 miembros. Aun, si nos comparamos con países emergentes como el BRIC, veremos que sólo China con 4.2 por ciento, tiene marginalmente un nivel de desempleo menor.

De todas las crisis financieras que ha vivido México en los últimos años, es en esta crisis global, considerada por algunos como la mayor crisis desde la depresión de 1930, donde la afectación del nivel de empleo es significativamente menor. Mientras la economía se redujo en un 6.5 por ciento, el empleo sólo ha caído en menos de medio punto porcentual en relación al año pasado. En el caso de empleo juvenil, podemos ver que México ha sido uno de los países que ha lidiado con esto de la mejor forma, ya que aun cuando se ha visto incrementado el nivel de desempleo juvenil desde el 2007, México mantiene una tasa de desempleo de 8 por ciento que va muy por debajo del promedio del mundo con 13 por ciento.

Más aún, si nos comparamos con nosotros mismos en la década de los 90, vemos que los niveles de desempleo de hoy son menores. En la crisis de 1995, tuvimos un índice de desempleo de 8 por ciento mientras ahora ese índice está en 5.5 por ciento.

Recordemos también, que en estos últimos años se reporta una disminución neta en la migración de mexicanos. De acuerdo a cifras del INEGI, la migración neta observa una tendencia descendente, lo que significa que cada vez México expulsa menos gente del país. Este índice ha disminuído de 5.4 personas por cada mil habitantes que abandonaban el país en el 2007, a 1.4 por cada mil habitantes en el 2010.

Menos mexicanos abandonan el país, y aún así, el empleo se ha visto protegido comparativamente durante este período de crisis mundial. México parece ser un lugar seguro para mantener un trabajo.

La pregunta obligada es entonces ¿Por qué percibimos que la situación está muy difícil, si las cifras de desempleo son significativamente menores? ¿Por qué hay tantos cuestionamientos respecto a la migración si viene reduciéndose drásticamente? ¿Qué es lo que no vemos respecto al empleo? Reconocernos es el primer paso para, poderosamente, ver qué es lo que falta y hacer una diferencia.

Deja tu comentario:

Agrega tu comentario o comparte el artículo en tu Web. Suscribete a los comentarios via RSS.

*