Inicio » Actitud Positiva, Lo más destacado, Portada

El contexto oculto de México

12 August 2009 6 Comments

Octavio PazYa lo he dicho antes y lo repito: la comunicación entre México y los Estados Unidos deja mucho que desear. Insisto en que parte del problema está en la percepción de cómo es México y ahora quiero agregar que esto es un problema del contexto bajo el cual percibimos en México todo, o la lupa bajo la que vemos o interpretamos las cosas.

Antes de seguir, definamos que es contexto:

De acuerdo a Wikipedia: “Contexto es el significado de un mensaje, su relación a otras partes del mensaje, el ambiente en el cual la comunicación ocurrió, y cualquier percepción que pueda ser asociada con la comunicación.”

Mi punto de vista es que los mexicanos hemos creado un contexto oculto sobre el cual nos referimos a México y esto lo reflejamos en nuestra forma de pensar y relacionarnos con México: que México está mal, que es una porquería y que es lo peor, por lo tanto todo lo que pasa en México es parte de esta porquería.

Y la solución no es incitar un cambio de acciones sino un cambio de contexto.

Ejemplos de este contexto oculto y negativo sobre México son muchos:

  • Cuando Octavio Paz ganó el premio Nobel, el consenso general fue que lo ganó porque el entonces presidente de México, Carlos Salinas de Gortari, tenía las “palancas” necesarias en el ámbito internacional. El contexto de que México es una porquería no nos permite aceptar que hay un genio de la literatura entre los mexicanos.
  • Si Hugo Sánchez es considerado uno de los mejores jugadores del mundo de todos los tiempos, la nota es que es un presumido y déspota. El contexto de que México es una porquería no nos permite aceptar que hay un genio del deporte entre los mexicanos.
  • Si México actuó espléndidamente durante la crisis de la influenza porcina, nuestra reacción es que fue una pérdida de tiempo pues ni era tan contagiosa. El contexto de que México es una porquería no nos permite aceptar que nuestro gobierno hizo exactamente lo que debía de hacer y lo hizo excelentemente bien.

El contexto de que México es una porquería ha creado la idea de que nosotros inventamos y creamos cosas que estamos seguros no hay en otros países, que son un invento mexicano:

La corrupción. ¿Qué me dicen de la corrupción que existe en el sistema de reclamo de gastos de los Ministros del Parlamento Británico, la cual ha puesto en duda el futuro del Primer Ministro Gordon Brown? Como este, podría escribir una gran lista de ejemplos de corrupción en países “primer-mundistas”.

La tenencia y la verificación. Discúlpenme pero esto existe en muchísimos países del mundo. En el Reino Unido se conocen como DVLA Vehicle License y MOT, en Chipre son Road Tax y MOT, en Alemania pagas el Kfz-Steuer, en Italia el Bollo Auto

Lo mismo sucede con nuestra idea de que somos el único país victima de la flojera, los perdedores, las transas, los machos, las mujeres sumisas, la desigualdad de los sexos… Nuestro país tiene sus problemas como todos los países del mundo, pero la diferencia está en cómo los mexicanos usamos esos problemas para crear el contexto de que nuestro país es de lo peor.

Desde hace unos años, para ser exactos desde que se desmanteló la sociedad de una sociedad de partido hegemónico, nos hemos convertido en una sociedad con una gran libertad en el uso de los medios de comunicación. Pero hemos usado esta ventaja desde un contexto de que México es lo peor y de que está mal – y a partir de ese contexto estamos operando como sociedad y enrolando al que quiera escucharnos, incluyendo a los extranjeros. Todo lo que pasa desde este contexto solo puede ser intrínsecamente malo.

Mi pregunta es: ¿Qué sería posible si nuestro contexto fuese que México es un país extraordinario?

¿Cómo veríamos el Nobel de Octavio Paz?
¿Cómo veríamos a Hugo Sánchez?
¿Cómo habría sido la repuesta de los mexicanos a la reacción del gobierno a la influenza porcina?
¿Podrìamos sentirnos parte de esa grandeza? ¿Podrìamos vivir dentro de ese contexto de orgullo y de grandiosidad?

Nuestra calidad de vida, a fin de cuentas, está determinada por el contexto desde el cual la vivimos.

Desde otro contexto, desde un contexto poderoso, ¡nuestra calidad de vida y posibilidades se expanden!

6 Comentarios »

  • Elena Romero Escribió:

    Es grandioso que se haya abierto este espacio, propicio para la reflexión, desarrollo de conciencia y la transformación de más Seres Humanos en este Planeta.

    Gracias por Ser Contribución!

  • Jorge Escribió:

    Muchas gracias Elena.
    Este es un espacio para empoderar y para crear, para reflexionar y ser irrazonables.
    Como bien lo dices, es un espacio de transformación y acción respecto al Ser de los mexicanos y México.

  • Marcelo Cid Escribió:

    ES PRECISAMENTE LA ACTITUD LO QUE HAY QUE PROMOVER EN ESTA GENERACION ESTRESADA POR LA DIVERSIDAD DE FORMATOS DE VIDA AL INTERIOR DE CADA FAMILIA MEXICANA, PRODUCTO DE LA MIGRACION Y MOVILIDAD INTERCULTURAL POR LOS ACCESOS POR DIFERENTES MEDIOS A OFERTAS DE INTERCAMBIO DE SABERES Y DISCIPLINAS. LA EDUCACION TIENE QUE CONSIDERAR LOS PRINCIPIOS Y VALORES DE IDENTIDAD PARA NO PERDERSE NEGATIVAMENTE EN LOS CALIFICATIVOS DE QUIENES CONSIDERAN LA SUPERACIÓN COMO UNA COMPETENCIA EXCLUSIVA DE ELLOS.

    SALUDOS AFECTUOSOS

  • Jorge Escribió:

    Gracias Marcelo.
    Justamente la actitud hace toda la diferencia. ¿Qué sería posible tuviéramos una educación en la que somos conscientes que México es nuestro y que nosotros hacemos una diferencia con nuestras acciones? Que nada depende de alguien más, que nada está fuera de nosotros, que la culpa no es de alguien más. Sino que todo depende de nosotros, de nuestras acciones y de la forma en la que queramos vivir la vida. Escucho poder y libertad.

  • Rodrigo Escribió:

    Gracias por el cambio de enfoque. No solo es importante, también es urgente y necesario que creamos en nuestro país y contruyamos a partir de nuestras virtudes y nuestras evidentes ventajas.

  • Jorge Escribió:

    Gracias a ti Rodrigo.
    Los mexicanos somos poderosos, simplemente no lo vemos cuando estamos en ese contexto de que México está mal. Este Contexto del México Extraordinario vive -al igual que el de México de porquería- en nuestras conversaciones con la familia, amigos, trabajo, en la sobremesa, allí es donde hacemos una gran diferencia por nuestro país al hablar desde un Contexto poderoso.Te invito a que difundas este enfoque y Contexto para crear una conversación más grande acerca de lo que es POSIBLE para México!!!

Deja tu comentario:

Agrega tu comentario o comparte el artículo en tu Web. Suscribete a los comentarios via RSS.

*